[Traducción] La prohibición de bolsas de Maui

Por Joe Kent, 3 de Mayo del 2014

Recientemente hice un viaje a Minnesota, y la primera cosa que dije cuando llegué allá fue, “¡Llévenme al supermercado!”. Verán, lo que los minesotanos no entienden es que el supermercado es de hecho una de las mejores partes del Estado nortino. El precio de cada cosa es muchos dólares menor que lo que yo estoy acostumbrado a pagar en Maui. ¡Incluso el precio de los cocos es más bajo! Pero sobre lo que estaba más emocionado al pasar por la caja eran las bolsas plásticas.

“¡Dios mío!” grité, “¡Bolsas! ¡Maravillosas, hermosas, bolsas plásticas!”

La gente olvida lo agradables que son las bolsas plásticas. Son tan fuertes y ligeras. Puedes colgar cinco de ellas entre tus dedos y llevar un montón de víveres. ¿Pero has intentado acarrear una bolsa de papel? Casi siempre se rompe. Trata de llevar cinco bolsas a la vez. Es casi imposible. Una mínima rotura, y el hoyo se hace más y más grande con cada paso. Usualmente, para cuando he subido tres pisos, están casi completamente destruidas para cuando llego a casa. Mis víveres se desparraman por todo el piso de mi departamento.

Ahora, sé lo que estás pensando -¿porqué no usa una de esas bolsas reutilizables? Bien, es una buena idea. Pero tengo bolsas reutilizables. Tengo unas diez, y termino no usándolas nunca. Usualmente, voy al supermercado cuando no estaba realmente esperando hacerlo. Tal vez en el camino a casa, y pienso “ah, necesito pan, y huevos”. Entonces me doy cuenta que de nuevo olvidé poner esas bolsas en mi auto, y tengo que ir a la tienda, y ellos preguntan, ¿desea comprar algunas bolsas reutilizables?” y yo pienso – ¡ya tengo diez de ellas!

El otro día fui a Wal-mart en Maui, y vi una larga cola de gente saliendo con sus compras. Ninguno de ellos se había acordado de llevar una bolsa.

Incluso si me acuerdo, son simplemente molestas de acarrear. No me gusta acarrear diez bolsas reutilizables por el centro comercial. ¡Parezco un indigente! ¿Y qué si no llevo suficientes bolsas? Peor aún, ¿qué si llevo demasiadas, y termino sin comprar nada? Entonces perdí todo este tiempo acarreando diez bolsas por todo el centro comercial.

Las bolsas deben ser lavadas. A las bolsas reutilizables se les mete carne o un pedazo pequeño de comida, y algunas personas olvidan lavarlas. Las muertes relacionadas a bacterias tienden a saltar después de una prohibición a las bolsas plásticas. ¿Te gusta salvar en medio ambiente? ¿Qué tal hacer que todos tengan que lavar diez bolsas más en su lavandería, con todo el jabón y agua agregados?

Lo sé, lo sé, ¡es todo por un bien superior! El movimiento por la prohibición de las bolsas en Maui comenzó cuando un artículo noticioso fue publicado sobre bolsas plásticas volando desde el vertedero en Maui. El viento soplaba tan fuerte que las bolsas volaban por kilómetros. Era tanto que los caminos estaban regados de bolsas plásticas, así como los océanos. Peces y animales salvajes se estaban quedando atrapados en las bolsas, y los arrecifes estaban sufriendo. Era un gran problema.

Pero me pregunto ¿quién es responsable por las bolsas plásticas que salen volando de un vertedero? ¿No debería ser culpa del vertedero? Después de todo, si las bolsas están volando fuera del vertedero, entonces eso presumiblemente significa que la gente de hecho está tratando de botarlas a la basura. Pero como el vertedero no es capaz de lidiar con un día ventoso, nadie puede tener bolsas.

En cierta forma, veo la prohibición de bolsas como no haciendo lo suficiente. Es una solución parche a un problema más grande -que la basura sale volando del relleno sanitario. Prohibir las bolsas de compras no detiene a la basura de salir volando del relleno sanitario. Sólo evita que las bolsas de compras salgan volando. ¿Pero qué con los envoltorios de dulce y las bolsas de papas fritas? ¿Qué con pedazos de papel? ¿Qué con las bolsas de cremallera, o celofán? Los bordes de los caminos en Maui cerca del vertedero aún están regados con todo tipo de basura que sale volando de él.

Tal vez la verdadera solución es simplemente demandar al vertedero.

Mientras tanto, supongo que tendré que acostumbrarme a una vida sin bolsas nuevamente. Si prohibir las bolsas realmente protege a los animales y al océano, entonces supongo que está bien. Pero aún tengo el derecho de sentirme muy irritado cuando voy a comprar. Y de verdad me pregunto si la prohibición de bolsas está haciendo que la gente crea que el problema del vertedero ha sido arreglado, y nos está distrayendo de una solución aún mejor.


Joe Kent

Un profesor de música que vive en Maui, Hawaii. Soy un libertario activo en el partido. También soy ex delegado de Ron Paul. Adicionalmente, me estoy postulando al Congreso estadounidense por el Distrito Congresional 2 de Hawaii.


Traducido al español por Dusan Vilicic Held. Artículo original publicado en Liberty.me. Si quieres apoyar mi trabajo puedes hacerlo donando acá.

Translated to Spanish by Dusan Vilicic Held. Original article published on Liberty.me. If you want to support my work you can do it by donating here.

Anuncios

[Traducción] No, Australia no es un ejemplo de la efectividad del control de armas. (Lo siento, Jim Jefferies)

Por Being Classically Liberal, 2 de julio del 2015

De tanto en tanto me topo con el trillado argumento de que Australia es un muy buen ejemplo de la efectividad del control de armas. En 1996, Australia experimentó un horrible homicidio en masa que dejó docenas de muertos y docenas más de heridos. Subsecuentemente, el gobierno instituyó un enorme programa de recompra en el que los dueños de armas fueron forzados a entregar (pero fueron compensados por) sus armas (principalmente rifles semiautomáticos y escopetas) al gobierno. Desde entonces, la mayoría de rifles y escopetas han sido prohibidas para uso civil.

¿El resultado? Australia no ha experimentado un homicidio en masa desde entonces. Eso es lo que nos dicen los defensores del control de armas, al menos. Recientemente, un video del comediante australiano Jim Jefferies se volvió viral. En el video, él cubre las medidas de control de armas de Australia, y se burla de los Estados Unidos por no adoptar medidas similares. Sus afirmaciones resumen bien la posición pro control de armas. Él dice…

En Australia, teníamos armas… hasta 1996 Australia tuvo la masacre más grande de la Tierra. Aún no ha sido superada. Después [de la masacre] ellos [el gobierno] prohibieron las armas… Desde la prohibición en 1996 no ha habido ni una masacre.

Caso cerrado, ¿no? No exactamente, los expertos que han estudiado este asunto no están exactamente saltando a la misma conclusión. Por ejemplo, el resumen de un paper publicado en la Justice Policy Journal [Revista de Políticas de Justicia] específicamente examinando la pregunta de si el control de armas ha reducido o no los homicidios en masa en Australia dice lo siguiente:

Este paper examina la incidencia de homicidios en masa en Australia y Nueva Zelanda (un país que es socioeconómicamente similar a Australia, pero con un acercamiento diferente a la regulación de armas de fuego) en un período de 30 años. No encuentra apoyo para la hipótesis de que la prohibición de algunos tipos de armas de fuego en Australia ha prevenido homicidios en masa, no habiéndose experimentado homicidios masivos en Nueva Zelanda desde 1997 a pesar de la disponibilidad en ese país de armas de fuego prohibidas en Australia.

Incluso si el control de armas de hecho redujo o eliminó los homicidios en masa en Australia, de lo que no parece haber ninguna evidencia, eso de todos modos no sería un buen argumento en favor de que los Estados Unidos adopten medidas similares. El Servicio de Investigación del Congreso (CRS) ha notado que, “homicidios en masa públicos dan cuenta de pocos de los homicidios o homicidios no-negligentes relacionados a armas de fuego que ocurren anualmente en los Estados Unidos:” De hecho, de acuerdo al CRS sólo se perdieron 567 vidas en homicidios en masa en un período de…. tres décadas. Eso es sólo 18.9 por año, lo que significa que las muertes en homicidios en masa dan cuenta de menos del 1% de todos los homicidios con arma de fuego. Entonces, eliminar todos los homicidios en masa reduciría las tasas de homicidio con armas de fuego en una cantidad estadísticamente insignificante.

También, asumiendo que las prohibiciones de armas de fuego fueran 100% efectivas, y la evidencia muestra que no lo son, prohibir los rifles y las escopetas en los Estados Unidos tendría pequeños efectos en la violencia con armas de fuego en el mejor de los casos. Se ha confirmado el uso de rifles para asesinar a sólo 322 personas en 2012. Eso es sólo 3,6% de todos los homicidios con armas de fuego y sólo 2,5% de todos los homicidios en general. De forma similar, se ha confirmado el uso de escopetas en el asesinato de 303 personas el 2012, lo que constituye un 3,4% de todos los homicidios con arma de fuego y 2,3% de todos los homicidios en general.

En comparación, ese mismo año hubo 1589 homicidios cometidos con cuchillos, 518 cometidos con objetos contundentes, y 668 cometidos con manos o pies. Así es, tienes más probabilidades de ser estrangulado, aporreado o acuchillado hasta la muerte en América, que de recibir disparos de la temida AR-15. ¿Los defensores del control de armas piensan que también deberíamos prohibir los martillos, los palos y los cuchillos?

Volviendo a Australia, uno podría pensar que dada la enorme publicidad que los defensores del control de armas le han dado a sus medidas de control de armas, habría al menos algo de investigación que apoye la afirmación de que estas medidas resultan en fuertes disminuciones en el homicidio con armas de fuego. Aparentemente, no la hay. Una reciente evaluación de evidencia sobre las medidas de control de armas de Australia publicada en el International Journal of Criminal Justice Sciences [Revista Internacional de Ciencias de la Justicia Criminal] reporta lo siguiente…

Estudios sobre la legislación de Australia sobre armas de fuego, usando diferentes series temporales y diferentes metodologías estadísticas, han producido resultados consistentes. A la luz de esto, parece razonable concluir que en base a la investigación disponible no hay evidencia de un impacto de la NFA [la legislación de control de armas de Australia] en los homicidios con arma de fuego…

A pesar de que el número total de estudios revisados por pares publicados basados en datos de series temporales sigue siendo relativamente pequeño (menos de 15 estudios, en el momento en que se escribe esto), ninguno de esos estudios ha encontrado un impacto significativo de los cambios legislativos australianos en la tendencia descendente preexistente en homicidios con arma de fuego.

En consecuencia, el experimento natural sobre la efectividad de medidas de estricto control de armas, el cual los australianos nos han provisto, no nos provee evidencia de que tales medidas de hecho reduzcan el homicidio con armas de fuego. En este caso, pareciera que los defensores del control de armas han pregonado ampliamente la efectividad de leyes que son, en realidad, inefectivas.


Traducido al español por Dusan Vilicic Held. Artículo original publicado en Liberty.me. Si quieres apoyar mi trabajo puedes hacerlo donando acá.

Translated to Spanish by Dusan Vilicic Held. Original article published on Liberty.me. If you want to support my work you can do it by donating here.

[Traducción] Neutralidad en la Red: Triunfo de la Clase Dominante

Por Jeffrey Tucker, 26 de Febrero del 2015

¿Un triunfo de “la libre expresión y los principios democráticos”? ¿Qué tan estúpidos creen que somos?

Ha sido doloroso ver el gradual endurecimiento del control gubernamental en el nombre de la neutralidad en la red. La decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de reescribir las reglas y declarar la internet como un servicio público sella el trato. Carteliza la industria y convierte un “Salvaje Oeste” en un sistema planificado de gestión pública – o al menos lo intenta.

Todo lo demás es una fachada para cubrir lo que en realidad es una toma de poder.

Todo este complot ha tenido todos los elementos usuales. Tiene un buen nombre y sus partidarios dicen que se trata de detener el control privado y público. Ha tenido el respaldo de todos los mayores nombres en la entrega de contenidos, desde Yahoo a Netflix a Amazon. Ha tenido el respaldo silencioso de los principales proveedores de servicios de Internet (PSI). La decisión de imponer la regla ha sido declarada por un pequeño grupo de burócratas independientes operando con el apoyo de un ejecutivo débil.

La oposición, en contraste, ha sido representada por pequeños jugadores de la industria, proveedores de hardware como Cisco, think-tanks libremercadistas y profesores desinteresados, y un pequeño grupo de escritores y expertos que saben algo sobre libertad y economía libremercadista. El público en general debiera haberse levantado en oposición, pero la gente es en general ignorante de lo que está sucediendo con la neutralidad en la red.

Esto es lo que realmente está sucediendo. Los regentes titulares de la tecnología más excitante del mundo han decidido fijar las condiciones de mercado prevalentes para protegerse a sí mismos contra nuevos advenedizos en un mercado rápidamente cambiante. Para imponer una nueva regla en contra del throttling o usar el sistema de precios del mercado para asignar recursos de ancho de banda en contra de innovaciones que quebrantarían el status quo.

Lo que se está vendiendo como justicia económica y un maravilloso favor a los consumidores es en realidad una compensación para gigantes industriales que están buscando acceso irrestricto a tu billetera y un fin a amenazas competitivas al poder de mercado. Una persona que conozco comparó la movida con la creación de la mismísima Reserva Federal: la creación de un cartel industrial en el nombre de mejorar el ambiente macroeconómico.

Retrocedamos y comprendamos la posición de los grandes proveedores de contenidos. Aquí vemos los obvios intereses especiales en funcionamiento. Netflix, Amazon, y el resto no quieren que los PSI les cobren ni a ellos ni a sus consumidores por su contenido de alto ancho de banda. Ellos preferirían que los PSI absorban el incremento del costo de tal provisión. Es muy claro cómo hacer que el gobierno haga ilegal la discriminación de precios está en su interés. Significa que no haya amenazas a su modelo de negocios.

Por analogía, imaginemos que una compañía de retail de muebles estuviera en posición de cargar todos sus costos de transporte a la industria camionera. Por decreto gubernamental, los camioneros no tienen permitido cobrar más o menos independiente de si están transportando una silla o una carga completa de muebles. ¿Los vendedores de muebles favorecerían tal trato? Absolutamente. Ellos podrían llamar a esto “neutralidad en los muebles” y vendérselo al público como previniendo el control de los muebles por parte de la industria transportista.

Pero eso deja la pregunta de porqué la oposición de los mismos PSI (los camioneros por analogía) estaría silente o calladamente a favor de tal cambio de reglas. Aquí es dónde las cosas se ponen complicadas. Después de muchos años de experimentación en la provisión de servicios de Internet -tiempo en el que pasamos desde líneas fijas telefónicas a conecciones T1 a experimentar con cobertura de datos 4G- el ganador el el mercado (por ahora) han sido las compañías de cable. Los consumidores prefieren su velocidad y ancho de banda por sobre todas las opciones existentes.

Pero ¿qué con el futuro? ¿Qué clase de servicios van a reemplazar a los servicios de cable, los que son mayormente monopolios por privilegios especiales otorgados por estados y localidades? Es difícil saber con certeza pero hay algunas ideas impresionantes por allí. Los costos están cayendo para toda clase de sistemas inalámbricos e incluso distribuidos.

Si eres un actor dominante en el mercado -una empresa como Comcast y Verizon- tú realmente enfrentas dos amenazas a tu modelo de negocios. Debes mantener a tu base de consumidores a bordo, y tienes que protegerte contra advenedizos que buscan arrebatarte consumidores. Una regla como la neutralidad en la red puede aumentar los costos de hacer negocios, pero hay una ventaja maravillosa en esto: tus competidores potenciales futuros enfrentan los mismos costos. Como un actor establecido en el mercado, estás en una mucho mejor posición para absorber costos más altos que aquellos que ladran a tus tobillos. Esto significa que puedes ralentizar el desarrollo, calmar tus inversiones en fibra óptica, y en general descansar más sobre tus laureles.

Pero ¿cómo puedes vender un plan tan vil? Quedas bien con los reguladores. Apoyas la idea en general, con algunas reservas, mientras retocas la legislación a tu favor. Sabes completamente bien que esto aumenta los costos para nuevos competidores. Cuando se apruebe, llámalo un voto por la “internet abierta” que va a “preservar el derecho a comunicarse libremente en línea”.

Pero cuando miras de cerca a los efectos, la realidad es exactamente lo opuesto. Cierra la competencia de mercado por medio de poner al gobierno y a sus partidarios corporativos a cargo de decidir quién puede o no participar en el mercado. Erige masivas nuevas barreras de entrada para empresas advenedizas mientras que subsidia enormemente a los proveedores de contenido más grandes y adinerados.

Entonces ¿cuáles son los costos para el resto de nosotros? Significa absolutamente ninguna reducción de precios en servicio de internet. Podría significar lo opuesto. Vigila tus cuentas. Predigo que no será bonito. También significa una reducción de la velocidad del desarrollo tecnológico consecuencia de la reducción en competencia que inmediatamente seguirá a la imposición de esta regla. En otras palabras, será como toda la regulación gubernamental: la mayoría de los costos serán invisibles pero los beneficios serán concentrados en las manos de la clase gobernante.

Hay una amenaza adicional de como la FCC ha reclasificado la internet como un servicio público. Significa un cheque en blanco para el control gubernamental en todos los ámbitos. Piensa en el mercado médico, el cual está actualmente completamente apropiado por un cartel no competitivo de industrias. Este es el futuro de la internet bajo la neutralidad en la red.

Si te fijas en como todo esto se desarrolla, esto realmente no es diferente de como casi todo otro sector en la vida ha sido regulado por el estado, desde la comida al dinero a la medicina a la educación. Siempre sucede así, con un público adormilado creyendo la propaganda, un grupo de élite manipulando las regulaciones en su propio beneficio, intelectuales de izquierdas que son suficientemente ingenuos para creer los lugares comunes sobre justicia, y una derecha que es mayormente ignorante y está en venta al mejor postor.

No, no creo que la decisión de la neutralidad en la red significa el fin de los tiempos para la internet. Pero significa que el progreso en adelante en la era digital será más lento de lo que de otro modo sería. Generaciones futuras reirán en desconcierto: era el amanecer de una nueva era y aún así creían que podría ser controlada igual que todas las que vinieron antes. Necios.


Jeffrey Tucker es el Gerente de Libertad de Liberty.me, una plataforma social y de publicación enfocada en la acción para los interesados en la libertad. Es socio gestor de Vellum Capital. También es senior fellow de la Foundation for Economic Education, investigador del Acton Institute, fundador de la CryptoCurrency Conference, y autor de ocho libros. Está disponible para hablar y entrevistas vía jeffrey.a.tucker@gmail.com.


Traducido al español por Dusan Vilicic Held. Artículo original publicado en Liberty.me. Si quieres apoyar mi trabajo puedes hacerlo donando acá.

Translated to Spanish by Dusan Vilicic Held. Original article published on Liberty.me. If you want to support my work you can do it by donating here.

[Traducción] Seis formas en que los padres enseñan valores socialistas a sus hijos

Por Michael Esch

o-UPSET-CHILD-facebook

Todo el tiempo escuchamos a las generaciones más viejas decir que los millenials necesitan madurar. Algunos incluso han dicho que no les interesa que estén listos con la universidad, ellos sólo quieren que estén listos con vivir en sus sótanos. Que la generación más joven necesita tomar responsabilidad personal sobre sus vidas. Escuchamos que la gente joven no tiene ética del trabajo y que se sienten con derecho a todo. La mayor parte de esto es verdad, pero ha sido resultado de una generación parental reforzando ideas socialistas en casa.

El socialismo es la idea de que todos son responsables de todo el resto. Nadie en la comunidad debiera tener más que lo que tiene cualquier otra persona independiente de su productividad. Si alguien llegase a ganar más dinero, la autoridad, el Gobierno, re distribuiría ese dinero a las personas más necesitadas.

Estas son 6 formas en que los padres enseñan valores socialistas a sus hijos.

1) Compartir

Forzar a los niños a compartir es la forma más floja de crianza. Un padre escucha a dos niños peleándose por un juguete, entra en la habitación, le grita a los niños que compartan el juguete y sale. Los padres que hacen esto están enseñándole a sus hijos que siempre que alguien llegue a robarle sus posesiones, lo que debe hacer es simplemente entregarlas. Si se niega a hacerlo, la autoridad vendrá y lo castigará.

Solución
Enséñale a tus hijos que tienen prohibido robar. Si un niño está jugando con un juguete en la casa, entonces ese juguete es de él, y no tienen porqué compartirlo. Simplificar las reglas en la casa hace más fácil para los niños saber lo correcto y lo incorrecto. Los niños van a compartir de forma natural porque son sociales. Ellos desean jugar con otros, y la única forma de hacerlo es compartiendo. Compartir es bueno cuando es una elección, pero cuando es forzado es antinatural y resulta en  roces. reduce el conflicto en tu casa deteniendo el robo.

2) Enseñar Obediencia

Cuando un padre dice, “porque yo lo digo”,  le está enseñando a sus hijos obediencia ciega. Ésta también es una forma floja de crianza. Refuerza la idea de que un niño no tiene poder de decisión en su vida. Deben obedecer a la autoridad a toda costa. A medida que los niños crecen escuchando esta frase,  el resultado son algunos de los crímenes más perversos, y la defensa es ”sólo estaba siguiendo órdenes”.

Solución
Los padres deben explicar sus decisiones a los niños. A medida que un niño crece, debiera tener más control en la toma de decisiones. Además, si deseas enseñarle responsabilidad personal a tus hijos, entonces permitirles tomar malas decisiones Sirve como aprendizaje. Sí, a veces esto es más estresante, pero resulta en un niño qué toma control de su vida y aprende a lidiar con las consecuencias de sus decisiones.

3) Fuerza Innecesaria

A veces cuando un niño no es obediente, es fácil usar fuerza innecesaria para obtener obediencia. Cuando los castigos son demasiado fuertes, un padre usualmente puede manipular al niño para que haga lo que sea. Esto le enseña al niño que los castigos nunca puede ser demasiado fuertes. Luego de crecer con castigos duros no es extraño que la mayoría de estadounidenses estén de acuerdo con que el gobierno torture prisioneros.

Solución
Cada acción que tomamos tiene consecuencias naturales. Como padres, debiéramos intentar evitar estas consecuencias naturales. Si Juanito le pega a su hermana, entonces no tendrá permitido jugar con ella. Esta es una consecuencia natural. De esta forma los niños crecen y se vuelven más sensibles a las injusticias en el mundo.

4) Gestionar el juego

En una sociedad socialista, existe un negocio que ofrece un producto. la competencia está restringida pues promueve el lucro. Por lo tanto, las escuelas determinan como un niño puede servir mejor a la comunidad. Entonces el niño es puesto en esa ocupación. Esto se está volviendo más aceptado porque los padres gestionan el juego de los niños o el tradicional “tiempo libre”.

Un niño en edad escolar despierta, y entonces va a la escuela por 8 horas. En la escuela, le dicen qué leer, qué mirar y qué estudiar. Entonces van a practicar deportes donde les dicen cómo jugar. Entonces nos preguntamos porque ellos se sientan estando “aburridos” todo el tiempo. Nunca se les da la oportunidad de explorar sus propias decisiones.

Solución
¡Dale más libertad a tus hijos! Déjalos decidir lo que desean aprender. Déjalos decidir lo que quieren jugar. Déjalos explorar su curiosidad.  A medida que un niño crece en libertad, así también crece su potencial de aprendizaje. Los niños aprenderán de forma natural a tomar responsabilidad de su tiempo.

5) Quehaceres sin Compensación

A muchos niños se les dan quehaceres semanales y diarios sin compensación. Algunos padres dicen que ellos les pagan a sus hijos con alojamiento y comida. Eso no es verdad Porque si el niño no hace el quehacer, el padre igual les proveerá alojamiento y comida. Esto refuerza valores socialistas de que sin importar lo que haga siempre se le proveerá alojamiento y comida.

Solución
Enséñale a tus hijos cómo negociar. Los quehaceres debieran asemejarse al trabajo, y con el trabajo hay una compensación. esto no significa que tu hijo debiera tener una mesada. Simplemente significa que debe haber un intercambio por su trabajo y tiempo. Enseñarles que su trabajo y tiempo tienen valor es bueno para su ética de trabajo.

6) Sin Alternativas

Bernie Sanders, un candidato presidencial socialista, recientemente dijo que debiera haber sólo un tipo de desodorante. En una sociedad socialista, no hay alternativas. Los padres que no le dan alternativas a sus hijos están reforzando el valor de que la autoridad sabe lo que es mejor para el individuo y que los niños  debieran confiar en que ella tome esta decisión.

Solución
Dale a tus hijos la libertad de elegir. Cuando coman desayuno, déjalos elegir lo que van a comer. Cuando planifiques una vacación o una salida a comer, permite que los niños tengan una voz democrática en la toma de decisiones. Esto le enseña a los niños cómo tener una opinión y defenderla. Al permitirles elegir a los niños de forma consistente, ellos aprenden el valor de la libertad, lo que quieren en la vida y como obtenerlo.


Traducido al español por Dusan Vilicic Held. Artículo original publicado en Liberty.me. Si quieres apoyar mi trabajo puedes hacerlo donando acá.

Translated to Spanish by Dusan Vilicic Held. Original article published on Liberty.me. If you want to support my work you can do it by donating here.

[Traducción] Mi año como billonario

Por Joe Kent

super-luxury-mansion19

Cuando tenía 22 años, tuve la experiencia única de ser capaz de vivir como un  billonario. Para proteger los nombres de aquellos involucrados, prefiero no entrar en detalles de cómo tuve acceso a tanto dinero, pero digamos que súbitamente tuve una especie de padrastro muy rico.

Este hombre era enormemente rico. Era dueño de equipos deportivos,  y compañías de Fortune 500. Tenía una mansión multimillonaria, y un jet privado. Él era el hombre más rico que había conocido, y súbitamente, yo era como su hijastro.

Creo que todos debieran vivir la experiencia de ser fabulosamente rico. Al menos por un año. Te da una gran expectativa del mundo. Por un lado, podía viajar. Visité más países ese año, que en el resto de mi vida.

Pero otra razón por la que todos debieran experimentarlo es porque por el resto de tu vida, sabrás de lo que te estás perdiendo. Cuando vuelvas a ser pobre (como lo soy hoy), sabrás exactamente qué tan pobre eres, comparado con qué tan rico podría ser. Por el resto de tu vida, cada pedazo de filete que comas puede ser comparado con el filete de un billonario, y sabrás exactamente la diferencia. Y es una diferencia muy importante de recordar. Porque la diferencia es –  no mucho, en realidad.

En lo que a filetes respecta, era bueno. Pero teniendo que elegir entre el filete casero hecho por mi mamá, y un filete servido en un restaurant caro, yo prefiero el de mi mamá cada vez. Ambos saben muy bien, y están cocidos a la perfección, con la cantidad justa de sazón. Pero no me interesa cuánto cuesta el filete, porque mi mamá cocina el mejor filete del mundo.

Lo mismo sucede con casi todo lo demás. En la mansión, teníamos un sistema de cine con un proyector. En mi pequeño departamento tengo un pequeño proyector que uso para proyectar en mi pared blanca. La calidad de la imagen es tan buena, que difícilmente notó La diferencia entre lo que tengo ahora, y lo que tenía en la mansión.

En la mansión teníamos una gran piscina. En mi complejo de apartamentos Tenemos una gran piscina. por lo general no hay nadie en la piscina ¡y ni siquiera me tengo que preocupar de limpiarla!

En la mansión teníamos nuestro gimnasio personal. en mi departamento tengo Mi par personal de shorts, que uso para salir a correr.

En la mansión teníamos una cocina gigante. Parecía salida de una revista. Tenía hermosa iluminación, una isla en la mitad hecha de mármol, un microondas que parecía de la era espacial, y un lujoso lavavajillas.

Por supuesto, mi pequeño departamento tiene su propia cocina, con un microondas, y un lavavajillas. Claro que no es tan bonita como la cocina de un millón de dólares, pero tengo todas las ollas y sartenes que necesito, y puedo cocinar todo lo que quiero.

En cuanto a muebles ¿Cuántos necesita uno realmente? La mansión estaba llena de camas y sillones. Un museo entero de camas y sillones. A veces una mesa aquí o allá. A veces una silla. Una lámpara ¿Qué se puede comprar realmente, aparte de camas y sillones?  Recuerdo caminar a través de la mansión llena de camas, sillones, mesas, y sillas y pensar ¿Cuál es la gracia? Cuando éramos pobres también teníamos camas, sillones, mesas, y sillas. Seguro, no teníamos tantas, pero ¿cuántas necesitas?

Mi padrastro billonario (como lo llamaremos) tenía un Audi. Era uno de los autos más lujosos del momento. Tenía un  manos libres, GPS, un sensor que piteaba cuando retrocedía. Era una maravilla tecnológica.

Pero me anticuado y viejo Mercedes Benz 1986 también es una maravilla tecnológica. lo compré por sólo $600, y anda y anda y anda. El pináculo de la ingeniería alemana de 1986, con paneles de madera, y un nuevo (en ese tiempo) dispositivo de seguridad llamado “airbag”. Ese auto me ha llevado de A a B, e incluso hasta Z, y de vuelta, y a veces hasta voy más rápido que los Audis en el camino.

Desafortunadamente, mis años como billonario han terminado, y ahora he vuelto a ser pobre nuevamente. Pero eso no es tan malo. Soy tan feliz cómo lo fui cuando era rico. De hecho, probablemente más feliz.

Pero, hay una cosa que el billonario tiene que yo no. El enorme poder para dar. Desearía poder dar la cantidad de dinero a la gente pobre que el billonario daba. Primero que todo, daba trabajo a miles de personas. En segundo lugar, él daba millones de dólares cada año a la caridad. Él ayudaba a gente alrededor del mundo, desde Guatemala a Filipinas. Él hacía viajes especiales para asegurarse de que el dinero estaba yendo a los proyectos adecuados, y a la gente indicada. La gente que realmente necesitaba la ayuda por encima de todos.

Este millonario daba porque él era un ser humano, y empatizaba con su prójimo. Alguna vez fue pobre también, así que sabía exactamente lo que es no tener suficiente para comer. Tenía tanta compasión qué sabía que quedarse con su dinero para sí mismo ayudaba más que si lo regalara todo. Porque si lo regalaste todo, no quedaría más dinero para entregar. Pero si se quedaba con algo para él, entonces podría seguir invirtiéndolo con gente, para que muchos más de nosotros pudiéramos permitirnos comprar nuestras propias camas, sillas, y sillones.


cdd136a36c717c11350f86c0910bd7ae-bpfull

Joe Kent

Un músico viviendo en Maui, Hawaii. Soy un libertario activo en el partido. También soy un ex-delegado de Ron Paul, y un ancap. Adicionalmente, participo en las elecciones para el Congreso de los EEUU por el Distrito Congresional 2.


Traducido al español por Dusan Vilicic Held. Artículo original publicado en Liberty.me. Si quieres apoyar mi trabajo puedes hacerlo donando acá.

Translated to Spanish by Dusan Vilicic Held. Original article published on Liberty.me. If you want to support my work you can do it by donating here.